Qué es la siembra en almácigo?

La mayoría de las semillas que son de tamaño chico, son más delicadas, deben tener cuidados especiales hasta colocarlas en el lugar definitivo, es por eso que se siembran en almácigo.

Esto se aplica al tomate, pimiento, cebolla, repollo, coliflor, apio, lechuga, puerro y berenjena.

Los almácigos pueden hacerse con cajones de madera o bandejas. Se coloca en ellos tierra gorda, bien refinada y se ubican sobre ladrillos en un lugar abrigado y con luz.

De esta manera podremos ir cuidando las plantitas a medida que crecen, sin que les falte agua y protegerlas del frío o del calor excesivo.

Cuando las plantas tengan 3 o 4 hojas o el tallito alcance el grosor de un lápiz, estarán listas para ser trasplantadas al lugar definitivo de cultivo.

Cómo se hace?

Puedo hacerlo en suelo o en lo que llamamos bandejas contenedoras.

En suelo, sencillamente seleccionamos un lugar y lo preparamos bien, sin malezas y bien fino. Esto se llama “cama de siembra”.

Luego, siembro en líneas o al voleo. Es más conveniente sembrar en líneas, para poder sacar las malezas con alguna herramienta, y airear el suelo más fácilmente.

Las líneas de semilla se harán a unos 10 cm de separación entre sí, para que quede lugar para el desarrollo del plantín que será trasplantado.

El almácigo tiene la ventaja de requerir menos cuidados de riego. En invierno, podemos cubrirlo con un túnel bajo para protegerlo del frío, y en verano con una media sombra para protegerlo de la alta insolación y el calor.

En tanto, las bandejas contenedoras son bandejas de plástico o telgopor, también podemos usar cartones de huevo o vasitos de yogurt, que tienen celdas para rellenar con tierra sustrato. Se coloca en cada celda tierra o sustrato más poroso (turba con otros materiales usados para sustratos que retienen bien el agua) en cada celda se colocan una o más semillas.

El plantín crecerá dentro de esa celda, y luego saldrá con la raíz rodeada de un pan de tierra o sustrato, y arraigará más fácilmente cuando la vayamos a transplantar. No sufrirá tanto el stress del transplante.

Pero la desventaja de este método es que requiere de un riego más constante porque las celdas son pequeñas y necesitan riego en forma más periódica.

Estos almácigos son una buena forma de comenzar con los cultivos con un método más eficiente, y permiten arrancar el ciclo con plantas ya más grandes y formadas.

Para más información sobre un cultivo en particular, resolver alguna duda o comprar el kit de semillas podes comunicarte con nosotros a través de nuestro whatsapp +54 9 264 458-9105, también podes escribirnos a ventas@fecoagro.com.ar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*

Abrir chat
1
Contáctanos por whatsapp!!!
Hola, en qué podemos ayudarte?