Las 10 mejores razón para tener un huerto en casa

Cultivar un huerto en familia permite obtener numerosos beneficios tanto nutricionales como emocionales

Los huertos urbanos domésticos son instalaciones pequeñas y cómodas que permiten plantar ciertas hortalizas para su consumo.

Este tipo de instalaciones se pueden ubicar en el balcón, terraza inclusive en el fondo de tu casa

Ahora bien veamos cuales son los beneficios que obtendremos con una huerta en casa.

1. Ahorrarás dinero: Produciendo tus propias verduras y hortalizas lograras economizar la canasta familiar

2. Comer saludable en familia: Sin duda con un huerto urbano estaremos más motivados a consumir fibra vegetal, lo que traerá múltiples beneficios para nuestro equilibrio dietético, la bajada del índice glucémico en nuestra sangre, nuestras funciones digestivas y la buena salud de nuestra flora intestinal.

3. Más frutas y verduras: Tendrás un espacio para desarrollar una actividad que embellece y “enverdece” el entorno. Los niños que cultivan sus propios vegetales suelen estar más dispuestos a probar éstos y otros alimentos procedentes de la naturaleza. Normalmente son más propensos y se acostumbran más a comer frutas y verduras.

4. Decoración ecológica: Tendrás un espacio para desarrollar una actividad que embellece y “enverdece” el entorno. Traerás el campo a la ciudad, creando áreas verdes muy productivas.

5. Vivir al aire libre: Las necesidades de un huerto urbano hacen que debamos mover los brazos, agacharnos, inclinarnos, levantar y sostener pesos, etc. En definitiva, son una fuente de ejercicio físico moderado que sin embargo variará en función del tamaño y extensión del huerto. Para muchas personas que no practican ningún tipo de ejercicio intenso y llevan una vida sedentaria durante la semana laboral, este tipo de instalaciones pueden resultar muy beneficiosas.  Tener un huerto es un trabajo diario, en el que los niños disfrutan y se divierten alejados de las pantallas. Se trata de una opción más de ocio para mantenerse distraído sin necesidad de videojuegos o de ver la televisión.

6. Pasatiempo saludable: Podrás hacer una “terapia” beneficiosa, por ejemplo para combatir el estrés o la ansiedad, pues mantendrás ocupada tu mente y recargarás tus energías de una manera muy sencilla y natural, el contacto con la tierra y el ambiente te llevará a otra dimensión

7. Responsabilidad: Para mantener un huerto es necesario establecer las diferentes tareas que hay que realizar y asignarla a los distintos miembros de la familia. Es importante ser constantes y que cada uno se encargue de sus tareas ya que, en otro caso, no se obtendrán los resultados esperados y no habrá nada que cosechar.

8. Reduce el estrés: En el huerto se viven momentos tranquilos ya que no es una actividad en la que sea necesario seguir un ritmo veloz, sino un orden sencillo y rutinario que va cambiando según la temporada. En los huertos se viven momentos tranquilos y silenciosos.

9. Mucha Paciencia: Siguiendo la línea de los beneficios contra el estrés, además de frutillas  o tomates, en un huerto se cultiva la paciencia. Para conseguir los resultados hay que esperar varias semanas, algo a lo que no estamos acostumbrados en la actualidad. Por eso es interesante organizar las semillas de manera que tengan diferentes momentos de crecimiento para que los niños no pierdan la ilusión del principio.

10. El ciclo natural: Así, mientras cultivan su paciencia, también aprenden cómo funciona el ciclo de la naturaleza, comprobando cómo una semilla se convierte en una planta y cómo, en su caso, de ella se obtienen los frutos. También verá cómo afectan las estaciones ya que podrán darse cuenta de que las plantas necesita una frecuencia de riego diferente en verano que en invierno.

Y ahora, ¡manos a la obra!, atrévete a mejorar tu calidad de vida y ayuda a la conservación del medio ambiente.

Abrir chat
1
Contáctanos por whatsapp!!!
Hola, en qué podemos ayudarte?