Jáchal en los últimos años tuvo avances en el campo

Jáchal en los últimos años tuvo avances en el campo

Cosecha de tomates de la última campaña en una finca del departamento Jáchal.

Hortalizas para industrias, riego por goteo, uso de plásticos, razas bovinas como angus, rollos de alfalfa, silo-bolsa y otras actividades cambiaron el agro del departamento.

Desde la temporada 2007/8 se han desarrollado avances de relevancia en el sector rural del departamento Jáchal. Uno de los avances fue la incorporación del cultivo intensivo hortícola del tomate tipo perita para fines industriales, comenzando con fines de secado al sol hasta la temporada 2010/11 y luego entregando la producción para conservas a fábricas de San Juan y Mendoza, hasta la campaña 2014/5.

Esto trajo aparejado un programa racional de capacitaciones, a gabinete y a campo, cubriendo desde Niquivil, pasando por la villa cabecera, hasta Pampa Vieja, Tamberías, San Isidro, El Medano y Villa Mercedes. Más de 20 productores llegaron a participar de este programa, que en las últimas campañas incorporó el riego por goteo a sus cultivos, el mulching (cobertura plástica) y hasta hubo lotes con malla antigranizo, de modelo y de experimentación exitosa en algunas zonas de segura caída de piedra, según estadísticas de los últimos 30 años. Aquí se incorporó el uso de plantines de invernadero, con resultados más que exitosos. Se llegó a los 100.000 kilos por hectárea de rendimiento.

También se avanzó con programas hortícolas de producción de variada gama de verduras para comercializar en el departamento en fresco. Aquí igual que en lo anterior, con la suma de plantines de viveros de Pocito, se trasplantaron pimientos, berenjenas, melones, sandías, zapallos y otras chacras, con muy buenos resultados en tamaño, color, sabor y cantidad final. Fueron numerosas fincas pequeñas las que integraron este trabajo, diseminadas por todo el departamento, con unos 10 agricultores afectados. Se armaron varios invernaderos, se colocó riego por goteo y se obtuvieron verduras frescas que toda la vida se trajeron diariamente desde San Juan. Un logro técnico y comercial.

Asimismo se avanzo con la incorporación de maíces de variedades nuevas, de empresas semilleras internacionales, de alto rendimiento y sanidad comprobada. Con mejoras de labores, se llegó a los 14.000 kilos por hectárea. Se sumaron varias alfalfas y un manejo que asesorado técnicamente llevó a la preparación de los silos bolsas, para poder alimentar los terneros a la salida del invierno exitosamente. Con médicos veterinarios se hicieron planes de alimentación y sanidad, de identificación, de tacto y otras labores que permitieron en 3 campañas, tener 30 ganaderos zonales con buenos resultados de cambio. Hoy son 50 los productores que integran estos proyectos, que buscan en el corto plazo, entregar carne terminada (mediante la autorización de faena del Matadero Municipal) a un tercio de los habitantes de Jáchal. Agrónomos participaron en la producción de los rollos de alfalfa, una metodología que avanza en Argentina. Se incorporó angus como raza adaptada a la zona y de mejor genética a futuro.

Sin dudas, hay mucho por hacer, pero la economía de Jáchal se ve afectada si se daña su producción. Hay resultados muy importantes en los últimos años que avalan que el Norte ha desarrollado varias actividades tecnológicamente y merece poder continuar haciéndolo.

Fuente: Diario de Cuyo