Cómo cultivar apio en la huerta?

El apio (Apium graveolens L.) es un cultivo muy antiguo que fue conocido por egipcios, romanos y griegos desde el año 1000 A.C. Lo utilizaban en ceremonias deportivas y religiosas (en coronas y trofeos) y también como medicinal. En el año 1623, en Francia, lo comenzaron a consumir como condimento, y recién en 1686, en fresco como hortaliza.

El apio posee múltiples propiedades culinarias, nutritivas y nutraceúticas (que protegen la salud): contiene vitamina A, C, K, B2 y B5, potasio, sodio (se elabora la “sal de apio”) y alto porcentaje de fibra.

Tiene muy bajas calorías (ideal para dietas adelgazantes) y contiene varios antioxidantes que protegen principalmente el tracto digestivo. Culturalmente, se lo conoce como diurético, depurativo, dilatador arterial, recomponedor y afrodisíaco. Además, es riquísimo, fresco, crujiente y de sabor y aroma a anís.

cultivar apio en la huerta

Forma y Época de Siembra

Sembrar en luna creciente. El método de siembra es a través del almácigo y deben sembrarse en invierno, desde principios de julio hasta finales de agosto, haciendo los trasplante desde agosto hasta octubre. En primavera, sembrando en semillero durante los primeros días de noviembre y haciendo los trasplantes durante febrero y marzo aproximadamente.

Las semillas germinan muy lentamente (15-20 días) por lo cual el almacigo debe estar bien preparado. En 1 m2 es conveniente sembrar 1 o 2 grs de semilla (1 gramo = 3.000 semillas) a menos de 1 centímetro de profundidad. No conviene cubrir excesivamente la semilla, pues requiere algo de luz para germinar. Puede realizarse una media sombra con pasto o cañas para protegerlo de las altas temperaturas estivales, para trasplantar en febrero-marzo.

Así, puede crecer a  pleno sol y a sombra parcial. De preferencia, se debe evitar el exceso de exposición al sol. Por lo que el apio no requiere de muchas horas de luz. Algunos días antes del trasplante se podan las hojitas más viejas.

Se debe regar muy poco en la semana previa al trasplante. El día del trasplante, unos 60 días aproximadamente, se riega para facilitar la extracción de los plantines, de ser posible con algo de tierra adherida a las raíces. Los primeros días del trasplante se mantendrá el riego de forma creciente y abundante.

Distancia de plantación: entre hileras: 70-80 cm y entre plantas: 25-30 cm.

Cuidados del Cultivo

El apio absorbe la mitad de los nutrientes un mes antes de la cosecha, para lo cual es importante mantener altos niveles de humedad en las últimas semanas del cultivo.

El apio debe regarse  mínimo dos veces por semana . Durante el primer tercio del cultivo, el riego debe ser abundante y constante para garantizar un crecimiento uniforme y continuo.

El apio sufre estrés si hay escasez de agua en el suelo y es bastante exigente en cuanto a la calidad del agua.

Se realizan carpidas y varios aporques ligeros. Esta práctica se realiza para que las penca sean más tiernas y blancas, y consiste en fajar la planta bien desarrollada, más precisamente el peciolo, dejando libre las hojas, cuando alcanzan unos 30 cm de altura con arpillera, papel o polietileno negro. Se realiza unos 15-20 días antes de la cosecha.

Cosecha

Se cosechan unos 60 días después del trasplante, aproximadamente. El momento de la misma, está determinada por el tamaño de la planta, quitando previamente la faja, luego se corta la planta al ras del suelo cosechando la roseta de hojas.

Para más información sobre un cultivo en particular, resolver alguna duda o comprar el kit de semillas podes comunicarte con nosotros a través de nuestro whatsapp +54 9 264 458-9105, también podes escribirnos a ventas@fecoagro.com.ar

Abrir chat
1
Contáctanos por whatsapp!!!
Hola, en qué podemos ayudarte?